“LA OBEDIENCIA DE OSHUN”:

541798_358851047547264_1023903294_nAwó Oboní Oshé tenía un hijo con Yemayá que lo habían consagrado al pie de Oggún con Eyebale (sangre), Eyá tuto (pescado fresco) y Ewé (hierbas) para Oborí (rogacion), para que tuviera suerte en el

mundo; pero Awó Oboní Oshé le dijo a Yemayá: Con el tiempo hay que hacerle Ifá a mi hijo. Y Yemayá le contestó: “Después que le hagas Ifá a tu hijo
tú moriras antes de dieciséis días.” Él le respondió: Yo estoy conforme y le daré toda mi suerte.
Así lo hizo Awó Oboní Oshé, llevó a su hijo al pie de Oggún y se lo amarró con una cadena a él, mientras le rogaban la cabeza con el pescado fresco; y después le puso a Oggún arriba, echo el eyá tuto en un hueco y le dijo a Yemayá y a Oggún: “Ya mi hijo tiene suerte, esta listo para llegar al pie de Ifá.”
Oshún estaba escondida viendo esta ceremonia que es de Babalawo y era una falta de respeto que estuviera mirándola, pero Awó Oboní Oshé era su hijo y ella siempre lo estaba aconsejando, pero él no le hacía caso; y le pidio que fuera a la casa de Awó Obá Layé y este lo mando a hacer ebbo con Akuko (un gallo), Adié meyi (dos gallinas), Eyá tutu (pescado fresco), Oshinshín, Ogbegan y una gorra amarilla. Después lo mandó a que pusiera el ebbó al pie de una ceiba y cuando llegó allí para depositar el ebbó se encontró con Ikú, él iba a salir corriendo pero Ikú le dijo: Esperate yo te hare mi propia ceremonia; hizo un omiero y después le hizo ebbo con paraíso, botón de oro, romerillo, hierba buena y mejorana (no de Oshún),
Lo bañó con la sangre de las gallinas, dándole también de comer a Oshún después lo sentó al pie de la Ceiba, le puso las manos y los pies sobre esta y le rogó la cabeza con pescado fresco, dándole de comer también a Oshún y después le dijo: “Tú quieres hacer
esto, lo que no puedes porque él no te respeta, pero yo lo voy a ayudar para que tenga una gran suerte, pero él tiene que llevarse bien con los omó de Yemayá.”
Oshún se puso muy contenta con lo que Ikú le dijo y todos los días le daba consejos a su omó, pero el día que fueron a hacerle Ifá al muchacho el padre no fue, Oshún se disgustó pero después se acordó de lo que le había dicho Ikú. Oba Layé le hizo Ifá y el muchacho sacó Ogbe Oshé y le pusieron Oluwo Ashadé, su padre se puso muy contento y Yemayá también, él tuvo gran suerte y todo le salía bien por la obediencia que le tenía a sus padres.

 

Por: Comunidad Religiosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s