EXPLORACIÓN DEL IBI

EXPLORACIÓN DEL IBIIbi es la palabra Yoruba para placenta. Cuando la palabra es usada en el
contexto de adivinación de Ifá, es en referencia a una persona que se está
agarrando a algo que necesita que se deje ir. La placenta es esencial para la vida
en la matriz y fatal para la vida en el mundo. Cuando una persona alcanza una
cierta edad, actuar como un niño se vuelve ibi. Si la persona está en una relación
abusiva, en un cierto punto, quedándose en la relación se vuelve ibi. Agarrarse
de ibi puede tomar la forma de confusión, a uniones que no son sanas, una vista
distorsionada de uno mismo o del mundo, varias formas de comportamiento
adictivo, bajo autoestima y elecciones de moral pobre. Es la tarea del adivinador
identificar el origen de ibi y para transformarlo en ire. Hay una regla importante
en la adivinación de Ifá que ha sido descuidada a fuera de África. La regla es la
siguiente:

La adivinación que inicialmente viene con
Ibi no esta completa hasta que el adivinador
identifique el camino para ire.
Cada adivinación debe de terminar en ire,
de lo contrario, el adivinador está simplemente
invocando la mala fortuna.

La terminación de la adivinación en ire puede requiere muchas etapas. Si
la orientación inicial es ibi, el adivinador debe de determinar como limpiar los
efectos de ibi, y determina como proteger en contra de que ibi se manifieste en el
futuro. Una vez que estos asuntos hayan sido clarificados, el adivinador debe de
determinar qué clase de buena fortuna se manifieste como resultado de la
transformación del ibi. En esta situación la identificación de ire es de valor para
el adivinador como un indicador de progreso y es de valor para la persona con
el problema como una visión de esperanza.
La primera exploración de orientación es hacer una distinción entre ire e
ibi. En la sección previa, la línea de desarrollo para asegurar ire fue discutida. En
esta sección la exploración del origen de ibi da al adivinador información que
puede ser usada para remover el efecto de ibi y para abrir el camino a ire. Una
vez que el ibi haya sido identificado y neutralizado, el adivinador todavía tiene
la tarea de dar consejos e instrucciones adecuadas para manifestar ire.
Cuando la orientación de Odu es ibi, el desafío para el adivinador es
determinar cual verso de Odu aplica directamente al origen de ibi. En algunos
tiempos, el indicador de ibi viene de Odu, que confirma el ibi, no el Odu inicial.
El proceso de determinar el origen de ibi es facilitado usando las igbo, dos a la
vez hasta que el origen de ibi sea identificado. El origen de ibi, no es
necesariamente el Orisa que esta hablando en un verso en particular. Por
ejemplo, un odu en el cual Shango (El Espíritu de los relámpagos) esta
claramente hablando, puede encontrarse con la resistencia de la conciencia
propia de la persona (ibi ori), la resistencia de los efectos de una familia
disfuncional (ibi egun), fracaso del cliente para vivir en armonía con su propio
Orisa (ibi de un Orisa, otro que no sea Shangó), hábitos de salud pobres (ibi
Omolu), o el problema puede ser el resultado de formas deliberadas o de
inconciencia de embrujo (ibi igede).
Ibi que es traído al problema por la persona requiriendo la adivinación no
es siempre claramente identificado por el Odu. El arte verdadero de la
adivinación es la habilidad de localizar y transformar el origen de la resistencia.
Este es el aspecto de curación de Ifá. A diferencia de la metodología para
soportar ire, no hay fórmulas simples de transformar ibi en ire. El aspecto de
curación de Ifá requiere de instrucción de un maestro y años de entrenamiento.
Cualquiera que crea que pueda aprender las artes de curación de Ifá ellos
mismos o leyendo un libro, están absolutamente equivocados. La primera regla
de curación es esta.

 

Los únicos problemas que puedes componer
verdaderamente en la vida de otra persona,
son los problemas que has
compuesto en tu propia vida.

Esta es una de las razones del porqué la adivinación de Ifá es sostenida
por un egbe. Un adivinador no está esperado a tener y no puede tener la
medicina para sanar cada herida. La tarea del adivinador no es ver todas las
cosas para todas las personas, la tarea del adivinador es saber quien en la
comunidad, como el ase, puede arreglar un problema en particular y para dirigir
a la persona con el problema a la persona con la solución.
Por ejemplo, es ridículo imaginar que un adivinador masculino pueda
dar un consejo en problemas asociados con el nacimiento. Un origen mejor de
información, es obviamente una mujer que ha tenido un nacimiento. Esto es
verdad, aunque sea ó no sea que la mujer sea un awo. Si la adivinación dice que
tu carro se va a descomponer, esto no me hace automáticamente un buen
mecánico. He visto la maldición del egoísmo, el cual causa muchos problemas
en esta arena y he visto cuestiones que podrían ser fácilmente resueltas; sin
embargo, no son resueltas porque simplemente el adivinador estaba
sosteniendo una falsa noción de que ellos tenían que ser el único origen de ire.
El punto importante es este: el adivinador necesita encontrar el camino que lleva
a la curación. El adivinador no necesita ser el cambio que lleva a todas las
curaciones. El adivinador simplemente necesita saber como poner a la persona
que requiere curación en el camino de transformación efectiva y elevación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s