NGURUFINDA – BURUFINDA – OSAIN

osainEmpezamos con Ngurufinda (Burufinda), también conocido como Sindaula
Ndundu y Yembaka Butanseke en Palo, se le llama Osaín en Lucumi porque,
como dios de las plantas, está muy cerca del corazón de todo Palero.
Se dice que Osaín empezó la práctica de hacer pociones mágicas a partir de
las plantas y a guardar las pociones en jícaras y güiras de calabaza hace
muchos, muchos años.
Fue una mujer la que descubrió dichas pociones y obligó a Burufinda a
compartir su secreto de la forma de trabajar con plantas con ella. Ella, a su vez,
prometió no trabajar con hierbas durante su regla, que la convertía en impura,
ella no mantuvo su promesa. Desde ese momento, la mayoría de los Paleros
consideran tabú dar la deidad de Burufinda a una mujer.
Por esta razón , en algunas casas, se dan Osaines especiales para las
mujeres, llamados Osaín Kinibos, se dejan fuera de la casa y debe permanecer
colgados a baja altura, menos de ocho pies.
Las personas que nacen con el don de poder trabajar con las plantas se llaman
“Osainistas” y son, generalmente, hijos de Siete Rayos (Changó), el ahijado
favorito de Osaín.
Fue a Changó que Osaín enseñó por primera vez el secreto de cómo hacer
medicinas poderosas a partir de las plantas, y fue él quien guardó una jicara de
calabaza llena de una poción mágica en su casa.
Lucero, Zarabanda, Vence Batalla, y el nfumbi están todos íntimamente
entrelazados con Burufinda/Osaín.

osain (1)

Osain come cabras, tortugas y gallos, especialmente gallos de pelea y de esos
llamados ‘sedosos’. Los ingredientes para una jicara para Osain incluyen asta
de ciervo, tierra de al menos siete lugares diferentes, palos, una tortuga que se
le haya sacrificado, agua de lluvia recogida en mayo, agua del mar, agua de
río, agua bendita católica, y granos de pimienta enteros que deben ser
masticados y escupidos dentro del recipiente por el tata.

La deidad de Osain también requiere insectos, pájaros y monedas.

Después de que el recipiente se ha llenado con todos estos ingredientes, se
lleva a una palmera y allí se entierra durante seis días para recibir el ashé de
Siete Rayos y su hermana Dada. Para que Aganju imbuya a Osain de poderes
se le entierra durante ocho días junto a Iroko, Tiembla-Tierra, Nana Burukú.

Mantener a Osain enterrado durante tres días en un hormiguero da a la deidad
de Osain las bendiciones de los nfumbis, mientras que Lucero le da poder
enterrándolo durante tres días en un cruce de caminos. Cada vez que se saca
a Osain de la tierra debe dejarse dentro del agujero un gallo, una tortuga, maíz
tostado, vino seco, una moneda de plata y ron; una oración católica llamada “El
Credo de los Apóstoles” y también “El Padrenuestro” deben recitarse después
de cada extracción de Osain de su entierro. Esto se llama “agradecimiento a la
tierra”.

osain 3

Algunos Osain no se hacen en jícaras de calabaza, sino en recipientes de
terracota o pequeñas ollas o calderos de hierro.

tinaja de osain

El polvo secreto que da vida a Osain puede guardarse dentro de una pequeña
botella, dentro de un asta de ciervo, dentro de un cuerno de toro o vaca, o
dentro de una pequeña calabaza. La adivinación determina cual se utilizará.
Este polvo está hecho de las cuatro patas de una tortuga, las dos patas de un
toro pequeño, los restos de un loro grande o guacamayo, los restos de una
tórtola , los siguientes palos: amansa-guapo, wakibanza, sapo; más los ojos y
la lengua de un gallo, siete hormigas grandes, siete dientes humanos que
incluyan los dos caninos, suciedad de un cementerio, pelo de un muerto, el
nombre de ese muerto escrito en un pergamino, siete mates, más un poquitode ron. Todos estos ingredientes deben quemarse hasta estar achicharrado, las
cenizas restantes, junto con todo aquello que no se achicharró, se pone en un
mortero y se muele hasta convertirlo todo en polvo.
El polvo resultante es un poderoso ashé que se guarda en uno de los
recipientes ya descritos y luego colocado en una recipiente mayor que se ha
preparado previamente. Un jueves, viernes o sábado, toda la deidad se ha de
enterrar con un gran pedazo de Iroko y sacrificando otra tortuga en ese lugar.
Tres semanas más tarde está preparado para desenterrarlo. El Osain está
completo, a punto para ser colgado del techo o de un árbol en su patio trasero
o patio, una practica no recomendada porque sus enemigos pueden tener
acceso a este precioso nkisi si está en el exterior.jicara de osain

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s