PARA HACER UN LUCERO

eleggua-alagguana_large(Advertencia; Sólo los tatas, santeros, babalawos, houngans, u otros
poseedores de un nivel similar debidamente iniciados tienen el ashé necesario
para hacer un Lucero eficaz -es peligroso para los no iniciados intentar hacer
un Lucero. Lo que los no iniciados pueden hacer para tener un Lucero temporal
es tomar un coco, untarlo con aceite de palma, y ponerlo detrás de su puerta,
honrándolo como si fuera un Lucero.)

Para hacer un Lucero, se escoge por adivinación una piedra del tamaño y la
forma aproximada de una patata. Se baña la piedra en chamba.
En la parte inferior de la piedra, con cemento mezclado con chamba, pegue
varias monedas que hayan sido obtenidas en diferentes negocios de éxito,
tales como los bancos. Añada monedas de cobre, un trozo de plata, un trozo de
oro, polvo del interior y el exterior de la puerta principal de la persona que vaya
a recibir el Lucero, tierra del exterior de una tienda de comestibles, suciedad o
polvo de un cruce de caminos, y otros ingredientes, como mercurio y trozos de
frutos de kola . A la piedra se le pueden pegar ojos, nariz, y boca hechos de
cauríes.
Se sacrifica después un pollo, dejando que su sangre (menga) fluya sobre la
figura mientras se cantan canciones a Lucero.
Más tarde se entierra a Lucero en un cruce de caminos durante veintiún días,
después de desenterrarlo, el agujero que queda debe llenarse con un sacrificio.
Se lleva entonces a Lucero a la casa en la que se quedará y se organiza una
fiesta en su honor. A Lucero le encanta el aceite de palma, la miel, el vino
blanco seco, pescado seco, la zarigüeya seca, las golosinas, el ron, el humo de
los puros, el agua fresca, y una vela.
Antes de que alguien reciba un Lucero de un padrino o madrina, ambas partes
han de ser conscientes de que ese intercambio los hace responsables el uno
del otro, puesto que después que un padrino le otorga un Lucero a alguien, esa
persona será para siempre considerada su ahijada. Quienes no se respeten
mutuamente, o no se lleven bien no deberían entrar en una relación de
padrinazgo, hay un proverbio Kikongo que dice:
“Es mejor ser despedazado por cuatro elefantes y comido por diez buitres y
diecisiete hienas que hablar de nuestro padrino.”
La falta de respeto de un ahijado hacia su padrino será castigada por los
orishas, pero el abuso de un padrino hacia su ahijado también recibirá su
castigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s