Las plantas en los rituales de la Regla Conga o Palo Monte.

plantsSegún la tradición religiosa africana, las plantas encontraron situaciones específicas
cuando recibieron la tarea de poblar la tierra, ellas están dotadas de virtudes como:
fortuna, felicidad, alegría, fecundidad, gloria, suerte, frescura, flexibilidad, paz,
longevidad, coraje, etc.; otras son la representación de la miseria, la calentura, la
desgracia, el infortunio.
Las creencias en la existencia de fuerzas espirituales en las plantas en correspondencia
con las concepciones africanas poseen su importancia a partir del valor ritual que los
creyentes y practicantes de la Regla Conga le confieren y de la efectividad de sus
ceremonias religiosas en cuanto a la solución de problemas que dicen se les presentan,
independientemente de las características físicas y químicas que éstas poseen.
Para los paleros son las fuerzas protectoras las que indican las plantas y las
proporciones que deben de ser aplicadas ante cada dificultad. En la aplicación práctica
de este principio no han de olvidarse los problemas que llevan a una situación concreta
a cada individuo y cuál planta se ha de emplear, es decir, tratan de establecer en
primera instancia una doble relación hombre – naturaleza y hombre – sociedad, para
por su intermedio hacer una adecuada selección de las plantas y que cada tratamiento
espiritual pueda contribuir positivamente a la solución de dificultades. De tal suerte,
según sus criterios, lo semejante atrae, fortalece, ayuda y lo opuesto debilita, destruye.

De las plantas utilizan raíces, frutos, corteza, tronco. Le sirven al oficiante para
preparar amuletos o resguardos, cocimientos y baños purificadores. Al entrar al monte
a buscar las plantas para realizar sus trabajos mágicos, el palero debe utilizar solamente
las plantas silvestres; tener en cuenta las fases de la Luna y la posición del Sol; la hora,
día, y el lugar. Se sirve, preferiblemente, de las hierbas que nacen y crecen al lado de
los ríos. Se destaca como aspecto de suma importancia el empleo del uso mágico de la
palabra. El recolector de plantas rituales debe informar los motivos por los cuales se
encuentra en ese lugar, lo que va a buscar, sus propósitos y pagar los derechos
correspondientes para obtenerlos.
Es por ello que una de las maneras de llegar a determinar la importancia del uso ritual
de las plantas y tal vez la más convencional en la Regla Conga, tiene como elemento
de medición el conocimiento empírico del creyente producto de la observación directa
de las plantas en su medio natural, la forma popular de nombrarla y la relación que
establecen respecto a su uso en la solución de conflictosviii: Implica, además, no olvidar
en su tratamiento las diversas modalidades de empleo.
Entre los paleros no existen patrones estandarizados ni únicos, ni recetas universales,
todo se encuentra en dependencia de las particularidades de cada hecho o situación
concreta. Es por ello que se evidencia la presencia de un pensamiento por analogía, la
deducción posee sólo un carácter probabilístico.
Todo lo anterior expresado nos aclara la importancia conferida por el creyente al uso
de las plantas rituales en los que predomina, en algunos casos, la espontaneidad, lo
fortuito, diversas interpretaciones en su empleo, aunque no debemos olvidar que en
ellos hay principios y normas que no se pueden dejar de cumplir.
Generalmente los paleros hacen uso de árboles y arbustos como elementos esenciales
en sus fundamentos o Ngangas. Los palos tomados de los troncos y ramas leñosas de
estas plantas son de mayor durabilidad, representan desde su concepción religiosa la
fuerza y el vigor del reino vegetal. Este empleo de árboles y arbusto como objetos rituales se encuentra por encima de la utilización de las hierbas, que también se usan
en los rituales.
En sentido general, las plantas no se emplean solas, siempre van acompañadas por
otro(s) elementos(s) de la naturaleza. Un detalle que sería interesante resaltar consiste
en la poca diferenciación que aparece respecto al uso ritual de las plantas entre las
diferentes regiones estudiadas del país. Sin embargo, no se debe olvidar que cada
familia religiosa tienen su tradición herbolaria bien definida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s