#Aggayú quiere decir:

Aggayú solaAGGAYU quiere decir: todo lo que sus ojos alcancen a ver, bueno o malo. Dejamos dicho que el Volcán y el Sol son los símbolos de Aggallú. En el Volcán, está representada la fuerza y, en el Sol, el poder inmenso de este poderoso Santo.

Eso es el caso, porque muchas personas afirman que Aggallú, no se hace en el Leri, sin darse cuenta estos críticos, que si él, que viene en la cabeza de una persona, ¿por qué no se ha de hacer directamente y, además, por que culparme? ¿Por qué fui el primero que hizo en La Habana a Aggallú directo? ¿Acaso el precursor de esa obra no fue el criollo que más sabía de Osha en Cuba? ¿Acaso no fue el Maestro de muchos, de los que están dirigiendo actualmente la Religión y, acaso yo para aquella época, (que apenas tenía un año y medio de consagrado, podría concebir tan grandiosa idea)?

¡Cuán privilegiada hubiera sido mi humilde mente!, si hubiese llevado a vías de hecho, tan feliz idea; pero no, queridos hermanos, por suerte o por lo que fuere, Olofi no me ha dado el privilegio y, hoy lo único que hago como buen discípulo, es continuar la obra que aprendí de mi Maestro, de aquel Maestro que en Vida se llamó OBBADIMELLI.

No se puede negar, sin incurrir en un gran desatino, que los verdaderos Alá-Aggallú, solo los que aquí en La Habana y Matanzas lo tienen directo. Y no tienen nada que ver, con Shangó. Por la sencilla razón de que a ellos no se les puso el referido Shangó en el Leri y, por tanto, tanto a estos como a aquellos, en cualquier momento pueden dar o hacer Oyá.

En cambio los que dicen que son Alá-Aggallú a través de Shangó, ni siquiera pueden darlo, porque estos no son más que Oní-Shangó.

Y por otra parte, Aggallú es como Oyá, que tiene una serie de ceremonias antes de hacerlo, como son: darle comida a un pozo, a una muralla, a un muro en ruinas o casa derrumbada, a los cuatro caminos, a la loma o al Cementerio.

El Oro del Lerí, no es igual al de Shangó, ni tampoco el Oro de abajo de Odoo, ni la ceremonia de Osha igual a la de Shangó. Y como todo esto hay que aprenderlo, resulta muy duro.

Ahora bien, yo nací al calor de esta Religión, poseía algunos conocimientos antes de consagrarme y esto, que estoy relatando, lo saben muchos Iworos (hermanos) porque muchos me conocen desde hace 37 años, que llevo residiendo en La Habana; conocí a Shangó Tedún desde que estaba en la calle Salud y, no cobraban nada por la entrada, más tarde se trasladaron al barrio de Jesús María.

Conocí sin ser Iworo, a Ña Merced, Latúan, Belén, Apolo, la Conga Má Nía; tenía hecho Aggallú y otras Lucumíes; así como a distintos criollos como Yeya Menocal, tía Lucía, Blacita. Todas estas criollas, hablaban perfectamente el Dialecto Yoruba.

Y, ninguna de las antes mencionadas, enseñaban a nadie y, si hoy muchos conocen algo de esta religión, es por aquel hombre que en la vida, repito, se llamó OBBADIMELLI. No hace mucho tiempo aún, que muchos Iworos aseguraban que Aggallú era el padre de Shangó. Aggallú es el hermano mayor de Shangó.

Aggallú en Osha, es el intermediario para quitarle el bochorno a los Iworos, en los Oshas Guerreros u otros que se hagan equivocadamente y en ello resulta, donde Obbatalá, no puede ser intermediario.

Si usted hizo Shangó y el día de Itá el Iyawó trajo en Elegguá 9-7, y en el Santo que se hizo 9-9, entonces, si no se le quiere virar el Oro a Shangó, se le hace una pequeña ceremonia de entrega y presentación, después de Itá y luego, le dicen que usted es Alá-Aggallú. Y esa persona no es más, que hijo o hija de Oyá y, sin embargo, le hicieron Shangó.

Ahora Aggallú, viene a quitar ese bochorno, a todos los que tomaron parte directa como Madrina o Padrino y, así, en casi todos los casos en que ha mediado Aggallú, se presentan casos análogos al que nos estamos ocupando.

Me interesa hacer constar, que antes en La Habana había Aggallú, pero aquí no se le hacía Oro, ni tampoco tenía piezas, nada más que Otás. El Oro y las piezas de Aggallú, las trajo a La Habana Obbadimelli porque aquí nada más se le hacía Oro a Shangó.

Hasta hoy en día, hay muchas casas de Osha, que su Aggallú nada más tiene una o dos piezas, así como también en muchas de esas casas le dan chivo macho, mientras que el Aggallú que vino del interior, tiene tres o más piezas y come chivo capón.

Y, ahora, para mejor comprensión y que el Iworo pueda considerar por qué Aggallú y Oyá son Ocán-nani (el mismo corazón), porque (9), donde predomina Oyá y toma parte activa Aggallú, está considerado este Oddu, relativamente por su impulso e influjo, a estos Santos; porque ellos predominan de cierta manera en los cinco elementos, necesarios para el mundo y, cuatro secundarios, que vienen a hacer (9) en total que forma Osá y, estos son los siguientes: El Sol, o sea la Luz; La Candela, El Agua, El Aire, y la Tierra de donde nace Ore-iña, la madre de Aggallú. Y los secundarios, son los siguientes: El Alimento, La Salud, El Oro, o sea la acción o trabajo, y el Nacimiento donde está representado Ocana y éste es el verdadero Oddu de Aggallú, donde se ve la luz por primera vez.

Ocana es el Oddu donde habla Aggallú personalmente, y en Ocana, predomina Aggallú, porque el Sol es uno solo y sale para todo el Mundo, en bien o en mal y no está limitado a nadie ni a nada y, de esta misma forma actúa Ocana, en bien o en mal en todas las personas o cosas de este mundo.

Quiero por segunda vez, explicar que Ocana es un pedacito del bien o el mal en cualquier parte de este mundo.

Aggallú también se manifiesta en Eyiorosun, y ¿por qué Aggallú se manifiesta en Eyiorosun?, porque éste es candela, lo profundo en todo sentimiento humano y lo desconocido; es prisión, es desesperación, es trampa y es lo requemado que dejó OLODDUMARE a su paso por el planeta terrenal y, allí, fue donde más trabajó la candela, hoy son los grandes Océanos.

La candela calcinó la roca donde vive reposadamente Aggana-Olokun, allí estuvo primeramente Aggallú (la candela), en toda la majestuosidad imperante en aquellos tiempos que OLODDUMARE andaba por la Tierra y por esas razones son que Aggallú se significa tan ostensiblemente en Eyiorosun.

¿Y qué tiene que ver Oggundá en Aggallú?, porque donde hay Eyó, existe Oggundá. En Ocana, Osá y Eyiorosun, hay Eyó y es por esta razón, que Aggallú tiene parte directa con Oggundá y en los Oddu siguientes: 3-9, 3-4, 3-1, 3-6, 3-12, 3-5, 3-10; 1-4; 4-1; 1-3, 1-13; 13-1; 1-14; 14-1; 15-1; 1-15, 1-16; 6-1. En esta forma o a la inversa y en todos los Oddu que venga Ocana delante o detrás, allí estará Aggallú y, en todos hay Eyó y por ende existe el Oggundá.

Y, ahora, como bien podrá colegir el Iworo, después de haber conocido el nacimiento de Aggallú, hasta después de Itá, observará que Aggallú nada tiene que ver con los Oní-Shangó y sí, le crea un gran problema al Iyawó, ya que a muchos de ellos hay necesidad imperiosa por su salud, y hasta por su propia vida, de prohibirle que coman ni anden con carnero.

El autor de este libro, como buen hijo de Shangó, comerá carnero toda la vida.

Y, ¿acaso todos los Igüeres hacen Aggallú con la pulcritud que el mismo requiere? No. ¿Y por qué digo que no?, porque Aggallú es un Santo de alta divinidad y con estos enseres o piezas, deben llevarse primero al río y, con tales enseres, una paloma, ecú, eyá, epó, aguadó, otí, güigüi. Y allí darle todo esto a las piezas e invocar a Eshú y darle cocos para saber cómo entran las referidas piezas de Aggallú en el río. Al sacarlas, no se le da cocos, por cuanto que se le da en el caño de la casa, para saber también cómo entra ese Santo para dentro del Cuarto. Hay veces que cuando se le da cocos en el suelo, viene Ocana como arrastre que trae el Santo del río, siendo necesario entonces darle una paloma en el referido caño y queda conforme; pero otras veces hay que limpiar a todos los que se encuentran en la casa y preguntar qué es lo que se hace con esa paloma. Porque si no se hace esa ceremonia, surgen en las mayorías de los casos revolución y discusiones en la casa sin saberse los motivos.

El Oro, que es lo más importante de este Santo, no se hace igual que el de Shangó. La crítica de que he sido objeto por parte de mis queridos hermanos, me ha obligado a aprender de una manera concienzuda todo lo relacionado con la consagración de Aggallú y por ello, les doy mis más expresivas gracias, porque tengo la seguridad de que este humilde libro, no lo pasarán por alto y termino recordándole a mis críticos, sin bases ni sentidos, que OLODDUMARE creó lo espiritual, que es lo esencial en nuestro Credo Religioso pero, el molde y la forma la han hecho los hombres y esto hay que aprenderlo y es duro aprenderlo y, además, Aggallú directo cuesta mucho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s