ALBAHACA

 albahaca_clavo

Corresponde a: Obatalá  
Para baños lustrales. Para buena suerte y para despojar y santiguar de malas influencias. Se utiliza contra el mal de ojo. Quemado con incienso aleja los malos espíritus. Se emplea machacado, en emplastos para las inflamaciones y en cocimientos para el estómago. La infusión de sus hojas y flores, calma el dolor de cabeza. El uso más común es como aromática, con alcohol para fricciones y baños estimulantes. Posee propiedades antidiarreico, carmitivas y antihipocondríacas. La infusión de las hojas se emplea como remedio para la gonorrea y la diarrea crónica. Es antiespásmodico. Para curar una dolencia que se sospecha producida por el “mal de ojo”, Se toman tres gajos de “albahaca”, un vaso de agua, una vela y la oración de San Luis Beltrán. Si el enfermo, es por lo general un niño y no está demasiado débil y puede incorporarse, el santiaguador le hace sostener la vela y el vaso. Es necesario también un crucifijo, que se introduce en el vaso con la albahaca. Al comenzar a recitar la oración, el que santigua toma en una mano un gajo, y en la otra el crucifijo. Si no sabe de memoria la oración, la leerá empuñando juntos la albahaca y el crucifijo. A la par que recita de memoria o lee la oración va haciendo cruces con la albahaca sobre el paciente, primero en la frente, en el pecho, en el vientre, en las rodillas, y en los pies. Al terminar reza tres “Padrenuestros”, tres “ Avemarías” y tres “Credos”. La vela se deja encendida hasta que se consuma. En rigor deben ser tres personas y en horas distintas. Las personas se santiguan los viernes que es el día indicado, aunque en todo momento es beneficioso santiguarse, “porque quita la salación”. Tres baños de albahaca de todas las especies, con azucenas y rosas blancas, bastarán para saturarse de sus grandes virtudes y atraer las buenas influencias. Una limpieza excelente para atraer la buena suerte a una casa, se realiza de la forma siguiente: Las albahacas se tienen durante siete días en un lugar apartado y donde nadie ponga el pie, y al mismo tiempo durante cinco días consecutivos se tendrá en la cabecera de la cama, lo más cerca posible de la almohada, una yema de huevo con miel de abeja, que se arrojará después en un herbazal alto y tupido. Se cocinan sin condimento siete pelotas de maíz y se abandonan en siete esquinas, calculando el que practica que su casa quede situada en el centro de esas siete calles. En los templos “kimbisa”, cuando un iniciado cae en trance y ya se sabe el “Padre que palo(espíritu) va a posesionarse de aquél, se le rocía el cuerpo con agua que tenga todo tipo de albahaca, flores blancas y azucenas con la “chamba”, aguardiente del ritual, junto a la ganga o caldero. Ya en posesión del nuevo médium inmediatamente se le lavan los ojos con “manba” (agua preparada con albahaca, grama vino seco y otros ingredientes). Para que vean “las cosas del otro mundo”. Para esos casos de matrimonio demorados, en que el galán da largas a la novia, etc. Se prepara con albahaca una esencia muy efectiva para tales circunstancias. Jugo de albahaca, heno tostado, agua bendita y agua de azahar, agua de la tinaja de Oshún, vino seco o aguardiente de Islas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s