“La vida de un hijo es siempre la obra de una madre.”

Foto: “La vida de un hijo es siempre la obra de una madre.”

Miami, Mayo 10 de 2014.

¿Quiénes no hemos escuchado que muchos días proclamados festivos en todos los países -a excepción de los días de conmemoraciones patrias- son días o fechas inventadas por los mimos seres humanos para la movilización del comercio?, escuchamos muchas veces que fueron días inventados por los comerciantes judíos para que las personas salgamos a comprar desenfrenadamente regalos según sea el motivo de la fecha, día del amor y la amistad, día del padre, día del niño, y como hoy o mañana, según el país, día de las madres. Pero fue en la antigua Grecia donde históricamente se comenzaron a celebrar el día de las madres, rindiéndole honores a Rea, quien fue la madre de Zeus, Poseidón y Hades

El día de las madres es todos los días, porque todos los días debemos de agradecer a ese ser humano que nos alojo en su vientre por 9 meses –algunos estuvimos días menos otros días mas- sin tener ninguna obligación de hacerlo, nos trajo a este mundo y cuido de nosotros desde que hubo la concepción en sus órganos reproductivos, hasta que su vientre paso a ser nuestro hogar, donde no carecimos de nada. Luego de esa húmeda acogedora estadía en su vientre nos comenzó a cuidar, sacrificando años de juventud plena que podían ser dedicados a otras actividades menos complicadas y con menor responsabilidad que mantener a un niño sano y salvo.

ABOYUN NU KO BI TIBI TIRE
A KII GBEBI EWURE
A KII GBEBI AGUTAN
LOJO IKUNLE ABOYUN
KA GBOHUN IYA
KA GBOHUN OMO TITUN

La mujer embarazada estará segura 
Las cabras nunca pasan por parteras. 
Las ovejas nunca pasan por parteras. 
El día que la mujer embarazada para, 
Vamos a escuchar la voz de la madre; 
Vamos a escuchar la voz de bebé.

Muchas madres han sido padre y madre a la vez, por no haber contado con el apoyo del responsable que coloco la semilla en su vientre, diversos pudieran ser los motivos de una ausencia paternal, desde la irresponsabilidad y poca hombría del progenitor, hasta la desaparición física de este. Pero en fin, son muchas las madres que sin tener testículos y pene han enseñado a sus hijos A SER GRANDES HOMBRES, DE LA MISMA FORMA A SUS HIJAS, GRANDES MUJERES. No puedo negar que me impresione, cuando escuche esa frase de un ahijado Bàbáláwo “mi madre fue la que me enseño a ser hombre”… esto por la muerte de su padre.

La ley de la vida dice que los hijos deben enterrar a sus padres, así debería ser la naturaleza, y así debería  ser aceptada, nunca los padres enterrar a sus hijos, esto es la mayor desgracia y tragedia que le puede pasar a un ser humano que posea buenos sentimientos, buen corazón. Sea un bebe, un niño (en estos casos de menores los llamamos almas Abikú) o un adulto, el hijo que tenga que dejar este plano terrenal antes que sus padres, deja un dolor inconsolable, un vacio en el alma insustituible, una labor de resignación nada fácil de realizar.

OMO OWO KII KU LOJU OWO
BEE NI OMO ESE KII KU LOJU ESE
OMO WA O NII KU
TIYIN NAA O NI DAGBEGBIN BI ISU

El niño no va a morir, mientras esta en las manos. 
El niño no va a morir, mientras esta sobre las piernas. 
Nuestro bebé no morirá 
El suyo (bebe) no será enterrado como un ñame.

De allí que en muchos pueblos del continente africano, cuando un anciano de alguna aldea, tribu o pueblo fallece, se hace una celebración porque este cumplió al máximo su destino en la tierra, dejo sus cimientos con su descendencia, cumplió su misión.

BINA BA KU A FEERU BOJU
BOGEDE BA KU A FOMO RE ROPO 
OLOYE KU FOLOYE SILE LO
OJI TAA BA PAJU DE
OMO RERE NI KO JOGUN WA

Cuando uno muere, el que vive lo sustituye. 
La sustitución es esencial. 
Un líder muerto deja un líder vivo detrás. 
El día que morimos, 
Podemos dejar un niño precioso heredar nuestra riqueza.

No podemos negar que hay madres desnaturalizadas, eso ya lo advierte Ifá en algunos Odù como Iwori xxxx, donde las madres asesinan a sus hijos, pero también Ifá nos indica como por ejemplo en varios Odù, entre ellos Baba XXXX u Otura XXXX, los hijos salvan a las madres, y deben cuidar de estas por el resto de sus vidas.

La mujer en Ifá es muy importante, las energías Òrìsàs femeninas como figuras humanizadas por las personas, nos muestran en nuestras escrituras como se destacan en el cuido y recelo de sus hijos, aquellos seres humanos que tienen su afinidad con ellas como sus Òrìsàs Alagbatoris –Ángel de la guarda-, todas las divinidades femeninas son de suma importancia, pero en un orden jerárquico es la madre tierra, Aiyé, quien nos da todo, quien nos suple para subsistir, quien nos alberga, y esta es Odùwa, a su vez Oshún, y de allí para abajo en sus distintos avatares podríamos llegar en sus condiciones negativas y positivas como las Iyamí, buenas y malas, blancas, rojas y negras… pero no puede hacer Aiyé el trabajo de darnos albergue en su casa ella sola, tiene que contar con el oxigeno que es Obatalá, el agua que es Yemoja, los rayos del sol que son de Jàkúta –Shango- y así el resto de las energías divinas que hacen que dispongamos de una madre principal como Aiyé, la tierra.

Desde esta humilde ventana virtual, La Fraternidad Ifá de las Américas y sus miembros envía un reconfortante mensaje de congratulación a todas esas mujeres luchadores, desde las que ahora concienzudamente y con amor le dan albergue y la oportunidad en su vientre a otro ser de venir a este mundo, las que luchan día a día por criar y dar la mejor educación moral a sus niños, las que aun se preocupan y les duelen sus hijos adultos, que seguirán siendo en su corazón los mismos niños que ellas vieron en una cuna, hasta a todas aquellas que lamentablemente perdieron sus hijos, y hoy en día aun los lloran por tener simplemente un corazón excepcional. El día de las madres es todos los días, así lo predicamos en Ifá, “que el Ashé, la bendición de mi madre, donde este me alcance todos los días”… esa es una de las suplicas más grande que los Bàbáláwos, Òlorìsàs y alejos hacemos todos los días, junto con pedirle a Olódúmáré –Dios- su bendición y el agradecimiento por un día mas de vida.

'Madres, benditas sean todos los días, en el cielo y en la tierra…'

Por Rafael Molina Oluwo Ifasemu en nombre de la Fraternidad Ifá de las Américas y sus miembros.

Por Rafael Molina Oluwo Ifasemu en nombre de la Fraternidad Ifá de las Américas y sus miembros.

Miami, Mayo 10 de 2014.

¿Quiénes no hemos escuchado que muchos días proclamados festivos en todos los países -a excepción de los días de conmemoraciones patrias- son días o fechas inventadas por los mimos seres humanos para la movilización del comercio?, escuchamos muchas veces que fueron días inventados por los comerciantes judíos para que las personas salgamos a comprar desenfrenadamente regalos según sea el motivo de la fecha, día del amor y la amistad, día del padre, día del niño, y como hoy o mañana, según el país, día de las madres. Pero fue en la antigua Grecia donde históricamente se comenzaron a celebrar el día de las madres, rindiéndole honores a Rea, quien fue la madre de Zeus, Poseidón y Hades

El día de las madres es todos los días, porque todos los días debemos de agradecer a ese ser humano que nos alojo en su vientre por 9 meses –algunos estuvimos días menos otros días mas- sin tener ninguna obligación de hacerlo, nos trajo a este mundo y cuido de nosotros desde que hubo la concepción en sus órganos reproductivos, hasta que su vientre paso a ser nuestro hogar, donde no carecimos de nada. Luego de esa húmeda acogedora estadía en su vientre nos comenzó a cuidar, sacrificando años de juventud plena que podían ser dedicados a otras actividades menos complicadas y con menor responsabilidad que mantener a un niño sano y salvo.

ABOYUN NU KO BI TIBI TIRE
A KII GBEBI EWURE
A KII GBEBI AGUTAN
LOJO IKUNLE ABOYUN
KA GBOHUN IYA
KA GBOHUN OMO TITUN

La mujer embarazada estará segura 
Las cabras nunca pasan por parteras. 
Las ovejas nunca pasan por parteras. 
El día que la mujer embarazada para, 
Vamos a escuchar la voz de la madre; 
Vamos a escuchar la voz de bebé.

Muchas madres han sido padre y madre a la vez, por no haber contado con el apoyo del responsable que coloco la semilla en su vientre, diversos pudieran ser los motivos de una ausencia paternal, desde la irresponsabilidad y poca hombría del progenitor, hasta la desaparición física de este. Pero en fin, son muchas las madres que sin tener testículos y pene han enseñado a sus hijos A SER GRANDES HOMBRES, DE LA MISMA FORMA A SUS HIJAS, GRANDES MUJERES. No puedo negar que me impresione, cuando escuche esa frase de un ahijado Bàbáláwo “mi madre fue la que me enseño a ser hombre”… esto por la muerte de su padre.

La ley de la vida dice que los hijos deben enterrar a sus padres, así debería ser la naturaleza, y así debería ser aceptada, nunca los padres enterrar a sus hijos, esto es la mayor desgracia y tragedia que le puede pasar a un ser humano que posea buenos sentimientos, buen corazón. Sea un bebe, un niño (en estos casos de menores los llamamos almas Abikú) o un adulto, el hijo que tenga que dejar este plano terrenal antes que sus padres, deja un dolor inconsolable, un vacio en el alma insustituible, una labor de resignación nada fácil de realizar.

OMO OWO KII KU LOJU OWO
BEE NI OMO ESE KII KU LOJU ESE
OMO WA O NII KU
TIYIN NAA O NI DAGBEGBIN BI ISU

El niño no va a morir, mientras esta en las manos. 
El niño no va a morir, mientras esta sobre las piernas. 
Nuestro bebé no morirá 
El suyo (bebe) no será enterrado como un ñame.

De allí que en muchos pueblos del continente africano, cuando un anciano de alguna aldea, tribu o pueblo fallece, se hace una celebración porque este cumplió al máximo su destino en la tierra, dejo sus cimientos con su descendencia, cumplió su misión.

BINA BA KU A FEERU BOJU
BOGEDE BA KU A FOMO RE ROPO 
OLOYE KU FOLOYE SILE LO
OJI TAA BA PAJU DE
OMO RERE NI KO JOGUN WA

Cuando uno muere, el que vive lo sustituye. 
La sustitución es esencial. 
Un líder muerto deja un líder vivo detrás. 
El día que morimos, 
Podemos dejar un niño precioso heredar nuestra riqueza.

No podemos negar que hay madres desnaturalizadas, eso ya lo advierte Ifá en algunos Odù como Iwori xxxx, donde las madres asesinan a sus hijos, pero también Ifá nos indica como por ejemplo en varios Odù, entre ellos Baba XXXX u Otura XXXX, los hijos salvan a las madres, y deben cuidar de estas por el resto de sus vidas.

La mujer en Ifá es muy importante, las energías Òrìsàs femeninas como figuras humanizadas por las personas, nos muestran en nuestras escrituras como se destacan en el cuido y recelo de sus hijos, aquellos seres humanos que tienen su afinidad con ellas como sus Òrìsàs Alagbatoris –Ángel de la guarda-, todas las divinidades femeninas son de suma importancia, pero en un orden jerárquico es la madre tierra, Aiyé, quien nos da todo, quien nos suple para subsistir, quien nos alberga, y esta es Odùwa, a su vez Oshún, y de allí para abajo en sus distintos avatares podríamos llegar en sus condiciones negativas y positivas como las Iyamí, buenas y malas, blancas, rojas y negras… pero no puede hacer Aiyé el trabajo de darnos albergue en su casa ella sola, tiene que contar con el oxigeno que es Obatalá, el agua que es Yemoja, los rayos del sol que son de Jàkúta –Shango- y así el resto de las energías divinas que hacen que dispongamos de una madre principal como Aiyé, la tierra.

Desde esta humilde ventana virtual, La Fraternidad Ifá de las Américas y sus miembros envía un reconfortante mensaje de congratulación a todas esas mujeres luchadores, desde las que ahora concienzudamente y con amor le dan albergue y la oportunidad en su vientre a otro ser de venir a este mundo, las que luchan día a día por criar y dar la mejor educación moral a sus niños, las que aun se preocupan y les duelen sus hijos adultos, que seguirán siendo en su corazón los mismos niños que ellas vieron en una cuna, hasta a todas aquellas que lamentablemente perdieron sus hijos, y hoy en día aun los lloran por tener simplemente un corazón excepcional. El día de las madres es todos los días, así lo predicamos en Ifá, “que el Ashé, la bendición de mi madre, donde este me alcance todos los días”… esa es una de las suplicas más grande que los Bàbáláwos, Òlorìsàs y alejos hacemos todos los días, junto con pedirle a Olódúmáré –Dios- su bendición y el agradecimiento por un día mas de vida.

‘Madres, benditas sean todos los días, en el cielo y en la tierra…’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s